BUSCA LAS DIFERENCIAS

Para alguien como yo, que no es técnico en el mundo de las cubiertas, es muy enriquecedor trabajar con los compañeros que tengo. De algo tan banal para la mayoría como es el montaje de “tejados”, diariamente aprendo la gran utilidad que tienen y lo importante que son también para la estética una buena prescripción y un buen montaje. Pero sin duda todo ese saber hacer que transmiten sus palabras, se queda pequeño cuando ves el resultado al finalizar las obras.

En esta entrada me gustaría poner un ejemplo clarificador del antes y el después en la rehabilitación de una cubierta. Se trata de la obra que realizamos el año pasado junto a nuestros amigos de FERROLEZAMA en el PARQUE MÓVIL DEL ESTADO en MADRID.

La obra consistió en el desmontaje de fibrocemento e instalación de panel, así como la sustitución de las vidrieras de los paramentos por policarbonato.

Aparte de la eliminación de problemas ocasionados por lo vieja que era la cubierta, salta a la vista el cambio estético de una foto a otra. Y es ese cambio el que hace que los profanos nos podamos empezar a interesar por el arte de las cubiertas y empecemos a preguntar “¿qué material es este que queda tan bien?”, “¿qué utilidad tiene?”, “¿como se coloca?”, . . .

Indudablemente el sentido de la vista nos proporciona un inicio lo suficientemente sugerente para despertar la curiosidad sobre la diferencia entre un material y otro (por ejemplo, cambio de las vidrieras por policarbonato) y las ventajas que conlleva, o las distintas soluciones técnicas que se aportan a la obra (como las colocación de un tramex sobre el canalón para hacerlo transitable).

Y la verdad es que si nos olvidamos por un momento de todo el trabajo realizado desde el inicio hasta el final de la obra, podemos llegar a pensar que todos los que participan en el proceso son un poco magos y hacen posible esta metamorfosis que experimentan los edificios.

Quizás el mérito está ahí, en visualizar el resultado final desde el mismo momento que se ven los planos y trabajar salvando los obstáculos para alcanzar esa visión.

Pero por mucho que nos pueda impresionar la estética, nunca podemos olvidarnos de la funcionalidad ni para lo que sirven los tejados. Nuestra obligación es solucionar los problemas que una cubierta pudiese tener y, si podemos, mejorar sus utilidades (como en este caso conseguir más luz).

Volviendo, para terminar, al caso que nos ocupa, en una obra como esta, se podría escribir un master sobre los distintos procesos que ha necesitado pero más vale una imagen (en este caso dos) que mil palabras.

Puedes seguir los comentarios de esta entrada con un gestor RSS 2.0.
Puedes dejar un comentario, o realizar un trackback desde tu propia página.
Deja un comentario

XHTML: Se pueden usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>