PROGRAMAS DE MANTENIMIENTO DE CUBIERTAS

Quizás solo nos acordemos de Santa Bárbara cuando “llueve”. No obstante los daños y perjuicios económicos que puede causar una cubierta en mal estado pueden llegar a ser catastróficos. Todas las cubiertas requieren de un mantenimiento más o menos periódico, lo único que hay que hacer es saber qué hacer y cómo hacerlo. En Indafer hemos desarrollado varios programas de mantenimiento dependiendo del tipo de edificio y cubierta, aportando en todos ellos nuestros valores más reconocidos:

1. Garantizar la seguridad de todas las personas que vayan a utilizar las cubiertas. Muchos son los accidentes mortales que se están produciendo por personal no cualificado para el tránsito de cubiertas.
2. Aportar nuestra profesionalidad y seriedad en todos los trabajos que realicemos. No existen productos milagrosos ni garantías infinitas. Nosotros sólo creemos en el trabajo bien hecho y en un mantenimiento programado.

• CENTROS COMERCIALES

Suelen ser cubiertas tipo Deck, con poca pendiente y numerosas instalaciones donde hay un alto tránsito de personal. Indafer propone para este tipo de edificios:

– Inspección “in situ” del estado de las cubiertas, realizando un informe técnico del estado de las mismas.
– Evaluar las medidas de seguridad existentes, realizando un plan de seguridad para reducir el riesgo de caída a distinto nivel.
– Establecer un plan de actuación de todas patologías existentes.
– Ejecutar caminos de tránsito para evitar “pisar” directamente las cubiertas.
– Formar a todo el personal que acceda a las cubiertas para reducir el riesgo de un mal uso de los elementos de cubierta.
– Opción de implantación del TPM (Total Productive Maintenance). Si somos capaces de saber lo que nos cuesta cada vez que tenemos filtraciones, seremos capaces de convertir el mantenimiento de nuestra cubierta en algo productivo ya que habremos cuantificado un ahorro de daños, frente a un gasto en mantenimiento.
– Opción de servicio 24 horas 365 días al año.

• Bloques de viviendas unifamiliares

Suelen ser cubiertas de teja, con mucha pendiente y con pocas instalaciones (antenas y poco más). También es habitual la existencia de terrazas o zonas comunes. Lo más recomendable suele ser Indafer propone para este tipo de edificios:

– Inspección “in situ” del estado de las cubiertas, realizando un informe técnico del estado de las mismas.
– Evaluar las medidas de seguridad existentes, realizando un plan de seguridad para reducir el riesgo de caída a distinto nivel. En este caso lo más habitual será la instalación de una línea de vida permanente.
– Establecer un plan de actuación de todas patologías existentes.
– Establecer un plan de limpieza y mantenimiento de los tejados.

• Naves Industriales

Suelen ser cubiertas de chapa perfilada o panel sándwich, con poca pendiente. Indafer propone para este tipo de edificios:

– Inspección “in situ” del estado de las cubiertas, realizando un informe técnico del estado de las mismas.
– Evaluar las medidas de seguridad existentes, realizando un plan de seguridad para reducir el riesgo de caída a distinto nivel. Poniendo especial interés y cuidado en las placas translúcidas existentes, realizando una señalización de las mismas.
– Establecer un plan de actuación de todas patologías existentes.
– Establecer un plan de limpieza y mantenimiento de los tejados.
– Establecer un plan de mantenimiento específico para las placas de luz existentes.
– Servicio de asesoramiento para la instalación de placas fotovoltáicas.

• Cubiertas de fibrocemento

– Las cubiertas de fibrocemento de cierta antigüedad (construidas desde los 70 hasta finales de los 90) contienen fibras de amianto. Si bien, este material sin una manipulación previa no presentan un riesgo elevado, se debe considerar que la exposición continuada a las inclemencias meteorológicas termina por afectar a los materiales, y por lo tanto son susceptibles de ir liberando paulatinamente concentraciones variables de fibras, lo que supondría un riesgo elevado.
– El principal riesgo asociado al amianto es el de inhalación vía respiratoria de las fibras que lo constituyen. Su naturaleza cancerígena exige una especial precaución en su manipulación, especialmente en aquellas actividades que conllevan su manipulación por lo que es susceptible la generación de partículas fibrosas al ambiente, por ejemplo el corte, troceado, taladrado, desmantelamiento, etc. de materiales que contengan amianto en su composición.
– La normativa básica que regula la actividad de retirada de estos materiales es el R.D. 396/2006, donde se indican las condiciones que debe cumplir una empresa que se dedique a esta actividad, procedimientos que debe seguir la metodología de trabajo, equipos de protección de los trabajadores, registro de control, etc…..
– Solo las empresas que cumplen con las condiciones indicadas en dicho Real Decreto, están autorizadas para la manipulación de estos materiales como parte de su actividad comercial, y deben estar registradas en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto (R.E.R.A.).

En este tipo de cubiertas sólo se pueden presentar dos tipos de casos:

1. Actuación puntual de reparación. La cubierta tiene un funcionamiento más o menos aceptable y sólo requiere de una actuación puntual, ya sea de limpieza, sustitución de alguna placa de fibrocemento o reparación de algún elemento. Indafer, cumpliendo la ley vigente puede realizar dicha actuación.

2. La cubierta no funciona. Si está muy deteriorada, si existen muchas placas de fibrocemento en mal estado, se entiende que la vida útil de la cubierta ha finalizado. Teniendo en cuenta que La Instrucción 1/2009 de la Dirección General de Relaciones Laborales es muy clara en su interpretación: La actividad de doblaje de cubiertas de fibrocemento se considera prohibida ya que implica la perforación de las placas de fibrocemento para sujetar los nuevos elementos de cobertura instalados encima. Incluyendo los casos en que este montaje se realiza con sistema omega o similar, hay riesgo de rotura de placas de fibrocemento al transitar y trabajar sobre éstas para realizar las operaciones de montaje. En estos casos Indafer ofrece:

– Presentar el mejor presupuesto para la sustitución total o parcial de la cubierta.
– Reducir en todo lo posible las molestias, evitando las paradas en la producción.
– Presentar un programa de amortización, realizando un estudio para la instalación de paneles fotovoltáicos y alquiler de la cubierta.

Puedes seguir los comentarios de esta entrada con un gestor RSS 2.0.
Puedes dejar un comentario, o realizar un trackback desde tu propia página.
Un comentario
  1. inma dice:

    necesito un informe técnico sobre el estado de una cubierta de uralita en una nave industrial. quisiera conocer presupuesto y condiciones para su realización

Deja un comentario

XHTML: Se pueden usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>