Amianto: ¿Sabías qué…? Enfermedades provocadas por el amianto.

¿Sabías que la exposición por inhalación a fibras de amianto o asbesto provoca diversas enfermedades muy graves (incluso mortales) como la asbestosis o el mesotelioma?

Los efectos del amianto sobre la salud se conocen desde hace muchos siglos, ya que el amianto es un mineral cuyas excelentes propiedades (aislantes, mecánicas, de resistencia al calor, etc.) hicieron que se utilizara en muy diferentes aplicaciones. No obstante, su uso masivo se extendió a nivel mundial en los sectores industrial y de la construcción a mediados del siglo XX.

Asbestosis: es una enfermedad incurable relacionada directamente con la inhalación de fibras de amianto o asbesto durante un largo período de tiempo. Consiste en una inflamación crónica del pulmón que suele derivar en fibrosis pulmonar causando dificultad o incluso insuficiencia respiratoria. Esta enfermedad está asociada además con la aparición de mesotelioma y otros cánceres de pulmón.

Mesotelioma: es un tipo de cáncer muy agresivo (puede afectar a la pleura, al peritoneo, al pericardio, etc.), generalmente causado por exposición al amianto. En el caso del mesotelioma, no es necesario un largo período de exposición, incluso se ha constatado algún caso en que la enfermedad ha sido consecuencia de una única exposición al amianto.

El período de latencia de ambas enfermedades (tiempo que tarda en aparecer la enfermedad desde la primera exposición al amianto) es de 20 a 40 años.

El primer caso conocido de asbestosis se le detectó a una trabajadora de una fábrica textil de Londres en 1898, y ya en las décadas de 1930-1940 se divulgaron los primeros trabajos que relacionaban la exposición al amianto con estas enfermedades.

Pero el tremendo hándicap de estas enfermedades, es que no existe un nivel seguro de exposición al amianto, y por tanto es imprescindible la aplicación de medidas preventivas con el fin de conseguir la ausencia del contaminante o limitar la exposición al mínimo posible.

Aunque en España se ha avanzado mucho en los últimos años, por ejemplo en el reconocimiento de la asbestosis como enfermedad profesional (1961), en la prohibición de uso y comercialización de productos que contienen amianto (2001) y en la normativa que regula los trabajos con riesgo de exposición al amianto (2006), aún nos queda un largo camino por recorrer, en el que deberemos aportar mucha profesionalidad para intentar, una vez más, subir peldaños de aquellas listas que nos vuelen a situar en el vagón de cola de Europa…

La ciudad con más casos de afectados de amianto de Europa

 

Mario Jerez Martínez

INDAFER

Puedes seguir los comentarios de esta entrada con un gestor RSS 2.0.
Puedes dejar un comentario, o realizar un trackback desde tu propia página.
Un comentario
  1. […] consiguiente liberación de fibras de amianto”. La inhalación de dichas fibras provoca diversas enfermedades mortales. Y entre tanto, a usted le ofrecen la “reparación de fibrocemento” mediante la aplicación de […]

Deja un comentario

XHTML: Se pueden usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>