Cubiertas y fachadas de zinc.

Las bandejas de zinc que se instalan en cubiertas y fachada en realidad están compuestas por una aleación de zinc, cobre, titanio y aluminio, aunque el zinc representa el 99,995% de dicha aleación.

Se trata de un elemento de cobertura utilizado de forma tradicional en Europa, sobre todo en Francia, Bélgica y Alemania, donde la reglamentación es rigurosa y exigente.

 Indafer zinc 02

            El Zinc es un material muy duradero, según el medio ambiente en el que se instale, tendrá una vida estimada de entre 100 años en atmósfera rural y un mínimo de 40 años en un ambiente marítimo o industrial severo.

Es por tanto un producto de calidad alta, que por otro lado, requiere de un delicado montaje.

Para determinar el correcto montaje de las placas de zinc, a partir de ahora manejaremos ciertos conceptos que nos guiarán entre las diferentes opciones. No obstante, tres son los principios que debemos siempre tener en cuenta a la hora de realizar una cubierta de zinc:

1. Ventilación. La cubierta debe tener siempre un sistema de ventilación natural o cámara de aire.

2. Aislamiento Térmico. Toda cubierta de zinc ha de estar aislada para evitar la aparición de la condensación en la bandeja.

3. Dilatación. El zinc es un material que tiene un coeficiente de dilatación altísimo.

 

Cubierta fría.

Hablamos de cubierta fría cuando la placa de zinc se dispone directamente sobre una superficie compatible, con la construcción de una cámara de aire, convenientemente autoventilada.

Cubierta caliente.

Hablamos de cubierta caliente cuando la placa de zinc se coloca sobre una lámina drenante que permite la creación de una micro-cámara de aire.

 

Técnicas de ensamblaje.

En cubiertas, podemos diferenciar entre dos técnicas de ensamblaje para resolver el solape longitudinal y por tanto la estanqueidad:

Junta listón

Indafer zinc junta listón

Junta alzada

Indafer zinc junta alzada

 

Soportes compatibles.

Como ya hemos dicho, el zinc es un material tremendamente delicado, buena prueba de ello es que es compatible con muy pocos materiales, en realidad solo con tres: pino, abeto del Norte y el acero galvanizado. El contacto directo de una placa de zinc con cualquier material que no sea estos, llevará al zinc a un proceso de corrosión irreversible.

Para la utilización de cualquier otro tipo de soporte, será necesaria la colocación de una lámina de separación que evite el contacto directo con los materiales habituales en la instalación de una cubierta de este tipo, como puede ser el mortero de cemento, el tablero hidrófugo o la cerámica. 

Por último, el soporte deberá ser perfectamente continuo y rígido, ya que el zinc es moldeable y adaptable lo que implicará por un lado que todas las irregularidades del soporte de la cubierta inclinada aparecerán reflejadas en las placas de zinc y por otro que si no está continuamente apoyado, no funcionará mecánicamente, tanto por carga de succión del viento o por compresión de nieve o tránsito puntual por uso de la cubierta.

El envejecimiento del zinc. Precauciones.

El zinc presenta la cualidad de ser un material que envejece con el paso del tiempo. Su apariencia original es el del clásico acero galvanizado. No obstante, con el paso del tiempo, se va produciendo una reacción química producida por el CO2 que contiene el aire, cuya reacción permite la formación de una pátina autoprotectora del zinc.

Si falta el CO2, la pátina no puede formarse, el zinc se vuelve sensible a la humedad, y en lugar de carbonato básico de zinc, se produce la formación de hidróxido de zinc u óxido de zinc, que dañaría a las placas de forma irremediable. Por lo tanto, las placas deben estar siempre aireadas, y evitar que queden tapadas por plásticos o almacenadas una encima de la otra sin tener la precaución de que se permita “respirar” a la placa.

No obstante, para buscar su aspecto final, los fabricante de las bobinas de zinc han desarrollado sistemas de envejecimiento acelerado, que le confiere al zinc un aspecto final que será más o menos estable a lo largo de su vida.

Categoría: Materiales, Todo sobre cubiertas, Zinc
 Tags:
Puedes seguir los comentarios de esta entrada con un gestor RSS 2.0.
Puedes dejar un comentario, o realizar un trackback desde tu propia página.
2 comentarios
  1. Ismael Santolaria dice:

    Hola tengo una cubierta de zinc de hace 9 años y en estos momentos tengo corrosión en la patina de zinc, con lo cual existen agujeros en toda la cubierta.
    Desearía si es posible me informaran de lo que tengo que hacer al respecto.
    Gracias y un saludo

  2. Fernando dice:

    Hola

    El zinc es el elemento de cobertura más duradero que existe. Existen cubiertas de zinc con más de cien años de antigüedad en perfectas condiciones.

    El problema que nos comentas es un claro caso de mal montaje, con lo que la única solución factible es desmontar la cubierta y ejecutarla de forma correcta.

    El mal montaje se suele producir por colocar el zinc sobre elementos que no son compatibles, por no aislarlo de forma adecuada o por no dejar una cámara de aire que permita que la cara interior del zinc ventile.

    Te invito a que entres en nuestra sección para profesionales y eches un vistazo a las diferentes formas de montar el zinc.

    http://www.indafer.com/cubierta-zinc.html

    Si lo ves conveniente, puedes ponerte en contacto con el departamento técnico de Indafer y te realizaremos un presupuesto de sustitución de cubierta sin compromiso.

    Un saludo

Deja un comentario

XHTML: Se pueden usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>