Serie de catastróficas desdichas. Caso 3.

CASO 3. EL TONTO ÚTIL

De estos hay muchos, muchísimos. Dícese de aquella empresa a la que usan los grandes para conseguir sus objetivos. Para un fabricante de lámina sintética que sabe que está haciendo material defectuoso, el tonto útil es su vía para vender el material. Para una gran constructora, el tonto útil es el que acepta instalar algo que le mandan para defender una baja indefendible. Resultado: más de 400.000 m2 de lámina sintética con menos de tres años rota. Los tontos útiles con garantías emitidas de diez años, cierran. Las constructoras, mirando a las palomas y echando la culpa siempre a otros.

foto_10

 

La imagen que veis es una cubierta de PVC con tres años de vida…….IMPRESIONANTE

Puedes seguir los comentarios de esta entrada con un gestor RSS 2.0.
Puedes dejar un comentario, o realizar un trackback desde tu propia página.
Deja un comentario

XHTML: Se pueden usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>