Juntas de dilatación en canalones

En este post hablaremos de las juntas de dilatación en canalones. Punto muy importante y al que nadie da importancia, bien por falta de conocimiento a la hora de ejecutarlo o bien por mano de obra poco cualificada que no saben resolver este punto crítico en una cubierta.  Habitualmente cuando vamos a realizar mantenimiento de cubiertas o realizamos la reparación de las mismas es usual encontrarnos con las  juntas o empalmes grietas o tensiones en los sellados derivadas de los movimientos de los edificios o cubiertas que nos pueden llevar a diagnósticos equivocados haciéndonos pensar que esa patología es porque ha muerto la vida útil de la silicona o por una mala aplicación de la misma y bien, ¿qué pasa con las juntas de dilatación en el canalón? ¿sabemos qué es y cómo se ejecuta? ¿cada cuánto es recomendable hacerla? ¿se nos ha olvidado que deberíamos haber dejado una junta de dilatación?

Las juntas de dilatación en canalones como bien describe nuestro compañero Antonio Pasero en su libro “Decálogo de un montador” (fuente de información principal de este articulo), se realizarán siempre en la junta estructural del edificio y además siempre y cuando la longitud de los mismo supere los 30ml. De este modo conseguiremos que el canalón se mueva y dilate libremente sin crear tensiones en sus juntas que a la larga puedan ocasionar  la rotura del mismo que finalmente deriva en filtraciones o goteras.

Para llevar a cabo una correcta ejecución sea cual sea el material del que se instale el canalón y siempre que sea posible, lo más recomendable es partirlo en dos colocando una tapa a cada lado y dos bajantes. Existen en el mercado piezas conformadas que nos ofrecen los fabricantes para resolver este punto crítico pero siempre son peores soluciones  menos recomendables que las que proponemos a continuación.

Dependiendo del material empleado para la instalación del canalón haremos una clasificación de cómo se debe de realizar.

CANALONES METÁLICOS

  • Prelacados o galvanizado. Partiremos el canalón en dos partes con su tapa y su bajante cada una de ellas y montaremos un remate de chapa en la junta fijándolo sólo a una lado del canalón para permitir el libre movimiento de la junta. Este tipo de solución se podrá ejecutar tanto en canalón de chapa galvanizada como en canalones de chapa prelacada.

  • Cuando empleamos zinc dado que es un material que se alea y reacciona fácilmente con el contacto de otros metales la junta de dilatación irá soldada mediante unas piezas conformadas que trabajan haciendo efecto muelle. Dicha junta de dilatación tiene una banda vulcanizada por ambos lados que permite una mejor dilatación de canalones comunes, en canalones rectangulares encastrados como podemos ver en las fotografías siguientes:

 

  • Cobre y plomo. No nos podemos olvidar del cobre y del plomo. Estos materiales debido a su elevado coste normalmente su empleo se ve reducido a canalones exteriores que quedan vistos por lo que también facilita la ejecución de la junta de dilatación, basta con realizar dos tapas al canalón y dejar entre ellas espacio suficiente que permita el movimiento.

CANALONES PLÁSTICOS PVC

Al igual que ocurre con los canalones con los canalones de cobre, los canalones de PVC normalmente su empleo se ve reducido a canalones exteriores que quedan vistos por lo que también facilita la ejecución de  la junta de dilatación, basta con realizar dos tapaderas al canalón y dejar entre ellas espacio suficiente que permita el movimiento. En el mercado existen piezas preformadas que resuelven esta solución, pero a la larga resulten menos duraderas.

CANALONES DE HORMIGÓN

Los canalones de hormigón suelen ser piezas conformadas de fábrica. La junta de dilatación se resolverá de forma parecida a la junta en canalón de chapa poniendo un remate de chapa clavado en uno de los lados de la junta y el otro sin clavar para permitir movimiento.

(Visited 404 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *