LAS CUBIERTAS DE TEJA. Parte 5.

LAS CUBIERTAS DE TEJA. LOS ERRORES MÁS COMUNES

  1. COLOCACIÓN DE TEJAS A PEGOTE

Es tremendamente curioso ver cómo la inmensa mayoría de las cubiertas en España de teja están instaladas con mortero, cuando todos los fabricantes no recomiendan el uso del mortero para la fijación de la teja. ¿A qué es debido esto?

Pues la única explicación que encuentro es que los tejados de teja, han sido instalados de toda la vida por albañiles que manejan de forma sobresaliente el mortero. Esto no es una crítica, ojo, sencillamente es una reflexión.

No es recomendable colocar las tejas con mortero por una sencillísima razón, cuando se colocan las tejas y solapan entre ellas, siempre queda un hueco entre la teja y el soporte sobre el que están instaladas; y este es el efecto que obtenemos cuando pisamos una cubierta de teja y notamos como estamos pisando entre la teja y el soporte de abajo.

Si la teja está fijada con pegotes de mortero, al tránsito, se irán moviendo y desplazándose. Luego no se pueden transitar para nada o en cualquier caso para lo mínimo posible. ¿Esto es un problema?, pues antiguamente no, claro que no, porque a los tejados se subía para cambiar la antena cada 20 años y poco más. Pero vaticino un aluvión de problemas en estos tejados cuando se pretendan instalar las placas fotovoltaicas.

¿Cómo se han de fijar las tejas?

Pues si son mixtas, han de ir enganchadas a listones transversales a la escorrentía

Si queremos apoyarlas sobre aislamientos, deben ser ranurados y la teja fijada con espumas de poliuretano. La espuma ha de ser especial para colocación de teja, que no expanda.

Si queremos apoyarlas sobre el mortero directamente, también se ha de colocar con espuma.

¿Y es mejor la espuma que el mortero?

Digamos que realiza una función más específica que es la de pegar la teja al soporte. El mortero une, pero no pega. Además de que al tránsito, la espuma es más flexible y garantiza que no se parta con la pisada

  1. PENDIENTE MÍNIMA

¿Sabéis cuántas veces digo este tejado no tiene la pendiente suficiente?, pues en una cubierta de teja en más del 50% de las ocasiones, ¿curioso verdad?

Pero no se trata de un problema en sí, sobre todo en zonas del centro y sur de la península, ya que por desgracia llueve muy poco. En el norte, sí que se cumplen estas pendientes y en cualquier caso, se utilizan elementos auxiliares que protegen el bajo cubierta de las inclemencias (fibrocementos o cartón bituminoso).

Pero este problema nunca ha sido crítico. Sí que ha empezado a ser un problema con el diseño de nuevas tejas monocanal  que necesitan pendientes muy altas (por encima del 45%) para que funcionen de forma óptima. Aquí sí que es importante apostar por ir a esas pendientes, aunque además se coloquen elementos bajo cubierta que nos aporten la estanqueidad necesaria.

  1. COLOCACIÓN TEJA “VANA”

El concepto de teja vana es la colocación de una teja directamente sobre una estructura de rastreles, sin tener ningún soporte debajo.

Este método de construcción fue muy utilizado durante la burbuja inmobiliaria, ya que se levantaba el último forjado, se colocaba una estructura ligera metálica y se colocaba directamente la teja sin soporte. Se justificaba el aislamiento térmico colocando un aislante sobre el forjado.

Para explicar que esta solución no es válida, es tan rápido como decir que las tejas mixtas no son 100% estancas. Basta con observar el sistema de solape transversal y longitudinal que tienen diseñado para entender que solamente con escorrentías muy altas (por encima del 40%), puede por sí misma la teja garantizar el 100% de estanqueidad del tejado.

¿Entonces por qué se instalaban de forma tan asidua y no se quejaba la gente?

Pues por varios motivos, el primero sigue siendo el de siempre, porque no llueve (por desgracia). No creo que esta solución se ejecutara mucho en el norte de España.

Segundo porque el bajo cubierta no era habitable, con lo que no se instalaban ventanas en tejado o ventilaciones que es por donde primero aparecerían los problemas graves.

Y por último, porque el agua que entra (salvo lluvias muy copiosas y no me refiero a torrentes de agua en poco tiempo, me refiero a muchos días sin parar de llover) es muy poco y suele quedarse en ese aislamiento que colocaban sobre el forjado o incluyo en el mismo forjado.

Obviamente estos tejados no se pueden pisar para absolutamente nada, por no decir del aislamiento térmico y acústico del tejado.

  1. INSTALACIÓN DE LÁMINAS ASFÁLTICAS

Lo he visto muchas veces y la verdad es que no logro entenderlo. ¿Para qué sirve instalar una lámina asfáltica bajo una teja si luego vas a colocar un rastrel atornillado por encima?

La colocación de láminas auxiliares en los bajo teja, son muy interesantes cuando el soporte necesita de un elemento auxiliar para garantizar su durabilidad frente a una patología de humedad residual, como ya he dicho en el punto anterior, las tejas siempre “meten” algo de agua, por lo que claro que es interesantísimo y más que recomendable colocar una barrera de vapor o elemento separador si el soporte que tenemos es sensible a esa humedad, como un tablero hidrófugo, por ejemplo, o en cualquier caso si lo viéramos interesante porque el soporte que tenemos no nos ofrece garantías de durabilidad frente a humedades por capilaridad.

Pero claro, debemos tener los conceptos claros, porque si no, no estamos haciendo nada. Y es que no tiene sentido colocar una lámina asfáltica sobre un soporte y luego atornillamos unos rastreles para colocar la teja. Estamos rompiendo la lámina. Luego no podemos aceptar dicha lámina como elemento que nos aporte estanqueidad al agua, solamente como elemento que nos aporta barrera de vapor frente a una posible humedad.

  1. ELEMENTOS AUXILIARES

“Las cubiertas son fáciles de hacer, lo que es difícil  es hacer que funcionen bien con los elementos que no son propios de la cubierta”

El mayor reto que se nos presenta a los profesionales de cubiertas en estos próximos años es ser capaces de resolver cómo colocar en los tejados la gran cantidad de cosas que se están poniendo de moda. Como son:

  • Cuantos tejados nunca han tenido goteras, hasta que han colocado la ventana de turno. Y es que el fabricante de la ventana sólo nos aporta el material necesario para que sea estanca por sí misma y sobre la teja existente. Quiero decir, que si la escorrentía no es la suficiente, el agua que viene por el bajo teja, va a salir (o a entrar).
  • Climatización. Copiando lo anterior. En las tejas NO SE DEBE APOYAR NADA. Ya que no están pensadas para eso. Para colocar cualquier elemento auxiliar se ha de preparar una bancada adecuada. Por no decir de los pasos de cables, que barbaridad ve uno de siliconas y espumas de poliuretano y pinturas, y más pinturas y más y más…..

Placas solares. Este va a ser el problema de los próximos 10 años en España. Pero no es un problema, es un reto. NO SE PUEDEN COLOCAR LAS PLACAS DIRECTAMENTE SOBRE LAS TEJAS. Es una barbaridad hacer eso, porque vamos a tener muchos problemas (obviamente en cuanto llueva). Y una vez más aparecen las pinturas, las espumas y más pinturas.

(Visited 65 times, 1 visits today)

2 Comentarios

  1. Maria pilar 10/01/2021 at 12:31

    Realmente son estas cubiertas las más seguras y recomendables? o serían mejor las chapas sandwich? Estoy bastante indecisa sobre esto….saludos

  2. Fernando 11/01/2021 at 16:49

    Hola
    En este blog siempre hemos defendido que no hay una solución perfecta para todos los casos, o lo que es lo mismo, existen varios factores que pueden entrar en juego a la hora de decidirse por un tipo de cubierta u otro. Algunos de esos factores pueden ser:

    – Aislamiento térmico
    – Aislamiento acústico
    – Pendiente del tejado
    – Forma del tejado
    – Humedad relativa del aire
    – Altitud a la que se encuentra el edificio
    – Instalaciones auxiliares existentes en el tejado
    – Lucernarios en el tejado
    – Fuerza del viento en la zona donde se encuentre el edificio
    – Aves

    Como puedes ver hay muchos factores y la solución perfecta no suele existir, por eso va a depender del uso al que queramos dar al edificio que vayamos a cubrir, porque no es lo mismo hacer un tejado para nuestra vivienda habitual, que para un porche para guardar la herramientas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *