Doble sellado en canalones de chapa de acero

El elevado precio del acero en los últimos años  nos ha ido arrastrando a instalar canalones de chapa de acero con espesores cada vez reducidos. Este motivo unido a la escasez de mano de obra cualificada para ejecutar los empalmes soldados nos hace recurrir a químicos para solucionar los empalmes de canalones  con el peligro que conlleva jugarte a “un químico” la estanqueidad de un canalón.

En este post hablaremos de la importancia de realizar doble sellado, uno interior y otro exterior o  sellado de seguridad.

Lo más frecuente es encontrar canalones con un solo sellado en la junta vista o exterior de solape, por lo que si este falla por el motivo que sea, la gotera está mas que garantizada.

Por ello en Indafer apostamos siempre por hacer un doble sellado o “sellado de seguridad” tal y como describimos a continuación.

Sellado canalónEl primer sellado siempre quedará interior, es decir, en el interior del solape de las chapas. Este sellado, al quedar oculto nunca estará expuesto directamente a las inclemencias metereológicas  ni a agentes químicos que pudieran deteriorar el cordón de sellado, por lo que suele ser más duradero. Prácticamente sólo está solicitado a las acciones mecánicas que le transmita la estructura por lo que  este  sellado debe ser lo más elástico posible.

El segundo sellado o sellado de seguridad quedará expuesto al exterior  con el consiguiente ataque químico y metereológico  directo que pudiera sufrir, además el cordón debe de estar bien aplicado y además será necesario previamente limpiar del soporte restos grasas o aceites y otros restos que pudiera tener la chapa y que puedan interferir en la correcta adhesión del sellador.

En los  mantenimientos preventivos que Indafer realiza  venimos observando que estos sellados exteriores la mayoría de las veces no suelen estar en buen estado a pesar de estar bien aplicados y no tener mucho tiempo de vida además de haber aplicado un producto o sellante apto según las prescripciones del fabricante para la aplicación deseada.

A menudo el aspecto que presenta es quebradizo y nos resulta muy fácil eliminarlos simplemente con la ayuda de los dedos.

Cuando redactamos los informes de mantenimiento siempre nos preguntamos ¿a qué es debido su mal  estado?  Las causas por las que ha derivado en ese estado pueden ser multitud. Dependiendo de las características de cada cubierta así como las variaciones de temperatura que haya podido sufrir, exposición al sol o a heladas, ambiente en el que se encuentre la cubierta o hasta incluso alguna partida de químico o masilla que haya salido defectuosa, etc.

Cuando detectamos este problema en canalones que ha instalado Indafer y posteriormente hacemos su mantenimiento al transmitirle al cliente el defecto detectado es muy habitual que nos digan que no es posible que la junta esté en mal estado porque no han tenido ninguna gotera. ¿Cómo es posible? Si es posible porque Indafer realiza dos sellados, de tal manera que cuando el sellado exterior falla por el motivo o causa que fuera, la estanqueidad la conseguimos con el sellado interior, de ahí  cabe desatacar tanto la importancia de realizar siempre dos sellados como de realizar un mantenimiento periódico en las cubiertas para detectar entre otros este tipo de problemas.

(Visited 33 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *