LA CUBIERTA PERFECTA. PARTE 2: LAS CUBIERTAS PLANAS

¿Existe la cubierta perfecta? O mejor dicho, ¿existe la cubierta ideal?

Se considera que una cubierta es plana cuando no tiene pendiente para la evacuación de las aguas. No obstante, es importante matizar desde el principio que este aspecto no es del todo cierto, ya que el CTE (Código Técnico de la Edificación) deja muy claro que toda cubierta ha de tener una pendiente mínima (al menos del 1%).

En cualquier caso, al tener prácticamente ausencia de pendiente, es necesario que tanto el solape longitudinal como el transversal de los elementos de cobertura sean perfectamente estancos por inundación, por lo que los sistemas de impermeabilización utilizados se dividen en cuatro grandes grupos.

  1. Láminas bituminosas
  2. Láminas sintéticas
  3. Epdm
  4. Pinturas

Este tipo de cubiertas son especialmente atractivas para arquitectos y particulares, ya que se camuflan dentro del conjunto arquitectónico del edificio, pero lamentablemente no son perfectas, si no se tiene en cuenta que:

–          La aplicación de pinturas es tremendamente delicada, ya que dependen sobremanera del estado del  soporte, fundamentalmente de la humedad relativa, de la temperatura ambiente y sobre todo del estado de ánimo del aplicador.

–          Las láminas bituminosas, sintéticas y epdm tienen el inconveniente que son tremendamente delicadas a la hora de pisar, ya que con relativa facilidad se pueden punzonar, provocando pequeñas fisuras que a posteriori son puntos de posible entrada de agua.

–          Las cubiertas planas, invitan a un tránsito más cómodo, error fatal, ya que se tratan de cubiertas NO TRANSITABLES, a no ser que se habiliten para tal uso.

–          La reparación de las cubiertas planas es tremendamente compleja, ya que al tener capas de aislamiento y/o elementos de lastrado es costosísimo el desmontaje y localización de los puntos de entrada de agua.

–          La durabilidad de las láminas está muy relacionado con la calidad de las mismas, así como con la calidad de la ejecución del montaje. Esto no debería ser un problema si el proyecto estuviera correctamente prescrito y la dirección de obra correctamente organizada.

–          Los elementos de cubierta tales como chimeneas, patinillos, lucernario, etc… son puntos críticos que, generalmente, suelen ser los lugares de entrada de agua.

Puedes seguir los comentarios de esta entrada con un gestor RSS 2.0.
Puedes dejar un comentario, o realizar un trackback desde tu propia página.
Deja un comentario

XHTML: Se pueden usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>