LA PENDIENTE PARA PRODUCTOS DE BRICOLAJE

En Indafer definimos como productos de bricolaje a aquellos productos que se pueden emplear en cubiertas y que se suelen encontrar acopiados en centros comerciales especializados en el mundo del bricolaje.

Como siempre, no pretendemos en absoluto desprestigiar a la marcas fabricantes de dichos productos, pero sí advertir de que, una vez más, no todo vale para todo, y lo más importante, que no todo el mundo está cualificado para realizar una cubierta.

LA TÉGOLA ASFÁLTICA

Se trata de un material muy comúnmente utilizado para la realización de pequeños porches de madera, la típica casita para los trastos o el típico cenador para los amiguetes.

foto1

 

Su sistema de fijación se realiza mediante unas grapas o clavos a un soporte que debemos tener perfectamente continuo. Por eso, se suele recomendar su instalación sobre tableros hidrófugos o lamas de madera .

Pero un dato vital, clave, fundamental, importantísimo, innegociable es que no se debe emplear en cubiertas con una pendiente inferior al 45%. Sí, sí, un 45%, luego la caseta del perro, el cenador para las cenas con amiguetes o la ampliación de la habitación de la abuela, se nos convertirá en un verdadero dolor de cabeza.

EL POLICARBONATO UNIVERSAL

Se trata de un material comúnmente utilizado para la ejecución de cosas que no se sabe que poner y se elige poner esto que tiene buena pinta.

Aquí, la pendiente mínima recomendable es de un 10%, ya que si no, la escorrentía no será lo suficientemente importante como para evitar que el agua se vuelva y entre por las celdillas del policarbonato.

foto2

 

Pero además de este dato, sería importante que alguien nos hubiera advertido que tiene un coeficiente de dilatación altísimo y como tal, no se puede atornillar ni sellar, ya que todos nuestros esfuerzos para evitar que se nos salga volando con la primera racha de aire como que nos entre agua con la primera lluvia copiosa, serán inútiles si no empleamos toda una serie de perfiles auxiliares que los fabricantes ya han tenido previsto usar.

LA PLACA DE CARTÓN BITUMINOSO

Puesto de moda por la marca Onduline, no cuenta entre sus numerosas virtudes con la de la autoportancia, con lo que sólo funcionará sobre un soporte perfectamente continuo y estable mecanicamente.

foto3

 

Además, tampoco funcionará si la pendiente mínima no es de un 7% siendo muy recomendable que en zonas especialmente expuestas sea del 10 %. En cualquier caso, todo el sistema quedará en entredicho si no empleamos ni la tornillería adecuada (colocada en el lomo de la placa), ni de los elementos especiales para los encuentros de cubierta (chimeneas, caballetes, arrimos, etc)

En cualquier caso, este sistema está pensado como un elemento auxiliar que permite que nuestro tejado funcione como una doble cubierta, de nada nos servirá hacer una cubierta con una placa de cartón bituminoso debajo de la teja, si en mitad del tejado colocamos una ventana, es contraproducente.

LA PINTURA DE CLOROCAUCHO

En este caso me declaro incapaz de explicar cómo se puede usar este producto para que pueda funcionar durante un periodo de tiempo de más de 2 horas. Ante todo la humildad.

 

Puedes seguir los comentarios de esta entrada con un gestor RSS 2.0.
Puedes dejar un comentario, o realizar un trackback desde tu propia página.
Deja un comentario

XHTML: Se pueden usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>