Archivo de entradas de este autor

Obras que ayudan a ahorrar

En este país las instalaciones de un gran número de naves comerciales y empresas tienen más de 25 años.

Esto significa que sus cubiertas, y por tanto sus lucernarios, se encuentran, al ser de poliéster (el material que se usaba entonces), deteriorados y no aportan la luz que tenían al principio de su colocación. Por este motivo con una obra bastante sencilla se puede recuperar la luminosidad adecuada para el trabajo diario y así tener un ahorro bastante notable de la factura eléctrica.

Dicha obra consiste en cambiar los lucernarios antiguos por policarbonatos translúcidos, que son mucho más duraderos y no se deterioran con el sol. leer más…