Mantenimiento de cubiertas

Para conservar correctamente la funcionalidad de las cubiertas, los materiales y las partes que las componen, es necesario realizar una serie de operaciones de mantenimiento, de manera periódica, por parte de personal especializado.

Existen varios tipos de programas de mantenimiento, adecuados a los diferentes tipos de cubiertas, como ya se exponía en el artículo:

https://www.indafer.com/lacasaporeltejado/2010/10/programas-de-mantenimiento-de-cubiertas/

Las reparaciones que sea necesario efectuar, deberán realizarse con materiales y ejecución análogos a los de la construcción original, ya que pueden producirse incompatibilidades por la utilización de materiales que sean inadecuados o que puedan dar lugar a oxidaciones tales como metales con diferente par galvánico, cemento con plomo o yeso con zinc.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De manera general, hay que tener en cuenta ciertas consideraciones para actuar en el mantenimiento de cubiertas:

MANTENIMIENTO

Se recomienda realizar, al menos dos veces al año, una limpieza de canalones y sumideros, y una revisión general del estado de la cubierta.

Durante estas visitas de mantenimiento se debe actuar en:

  • Antes de que los operarios procedan a asegurarse a los sistemas de seguridad que existan en cubierta, línea de vida o puntos de anclaje para seguridad en altura, deberán comprobar que se encuentran en buen estado.
  • Eliminación de cualquier tipo de vegetación y de los materiales acumulados por el viento, especialmente en sumideros y canalones, para asegurar una óptima evacuación del agua de la cubierta, y se debe revisar el estado de bajantes.
  • Retirada periódica de los sedimentos que puedan formarse en la cubierta por retenciones ocasionales de agua.
  • Eliminación de la nieve que obstruya los huecos de ventilación de la cubierta. Revisión de material de cobertura, fijaciones, encuentros y sellados, comprobando la aparición de grietas, deformaciones y abombamientos, oxidaciones u otros síntomas que puedan generar patologías.
  • Se debe revisar el estado de conservación de las fijaciones de los materiales de cobertura, que pueden haber sufrido movimientos por dilatación, por la acción del viento, o pueden encontrarse degradados por la acción solar o por heladas, incluso verificar si se han producido oxidaciones.
  • Conservación en buen estado de los elementos relacionados con el sistema de estanqueidad, tales como placas, sujeciones y juntas, elementos de fijación, grapas de sujeción de los canalones y bajantes vistos. Realizar inspección visual para comprobar que se mantiene la estanqueidad de la cubierta.
  • Se debe comprobar el estado de las juntas de estanqueidad de claraboyas, lucernarios y ventanas, y sus encuentros con el faldón de cubierta.
  • Mantenimiento de la protección de la cubierta en las condiciones iniciales.

 

Además de estas acciones generales de modo preventivo, el mantenimiento periódico de cubiertas permite detectar la aparición de patologías que pueden afectar al funcionamiento correcto de la cubierta.

(Visited 4 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *