Deficiencias y patologías en cubiertas de panel sándwich (II).

Continuando con el tema de las deficiencias y patologías que pueden presentar las cubiertas de panel sándwich, nos encontramos con un caso particular dentro de este tipo de cubiertas. Hubo un tiempo en que no estaban regulados los trabajos con materiales con contenido de amianto. Cuando alguna cubierta de placas de fibrocemento, conocidas como cubierta de uralita, presentaba problemas se procedía a superponer sobre la cubierta existente otra con la que resolver los problemas. En este caso nos vamos a centrar en las cubiertas de panel sándwich.

 

Cuando analizamos cubiertas de panel sándwich, aunque es cierto que el estado de limpieza de los canalones no suele ser el óptimo, a pesar de que incluso en algunos casos nos comunican que se realizan labores de limpieza y mantenimiento de canalones varias veces al año, lo que también es cierto es que los encuentros y empalmes del canalón, y los remates de coronación que conectan con éste, se encuentran en un estado que no garantiza la estanqueidad.

Esto se debe a un error de ejecución de la obra original, y los posteriores intentos de subsanar dichos errores, con lo que, cuando se dan precipitaciones abundantes, si el canalón tiene acumulada suciedad se obturan las bajantes, provocando el llenado del canalón y su desbordamiento. Por un lado, se desborda hacia la fachada por los encuentros entre canalón y remate de coronación de fachada, con las consecuencias que pueda tener en la fachada del edificio. Por otro, a través del ala del canalón hacia el interior del edificio, esto es más peligroso, ya que dependiendo de la cantidad de agua que se pueda acumular puede provocar importantes desperfectos y poner en peligro a las personas que se encuentren allí debajo.


Hay que tener en cuenta que no funciona igual un canalón para todos los tipos de cubierta. Se deben considerar los cálculos pluviométricos, que están relacionados, entre otros, con la pendiente de la cubierta y el material empleado. En el caso que nos ocupa, originalmente existía una cubierta de fibrocemento, con una pendiente de un 20%. Actualmente, encontramos una cubierta de panel sándwich sobre cubierta de fibrocemento (hoy día no está permitido realizarlo, véase http://www.indafer.com/lacasaporeltejado/2010/05/respecto-al-doblaje-de-cubiertas-de-fibrocemento/), montada por lo tanto con esa pendiente del 20 %, y está claro que la escorrentía de una cubierta frente a la otra no es la misma, y esto afecta a nivel de canalón.

 

Normalmente, en este tipo de situaciones en que hay problemas de filtraciones al interior, o hacia fachada, se tiende a pensar que el problema se encuentra en los sellados de empalmes de canalón o de remates, o que el canalón “se ha picado”, actuando en consecuencia. Es posible, es una opción. Pero hay que pensar un poco más e intentar localizar el origen de los problemas, especialmente cuando ya se han realizado varias intervenciones con el mismo tipo de solución milagrosa (http://www.indafer.com/lacasaporeltejado/2012/02/las-goteras-parte-1-los-falsos-profetas/), durante varios años, y se siguen teniendo los mismos problemas.

A veces la solución propuesta resulta muy agresiva, ya que contempla actuar directamente en el problema de raíz, no limitándonos a renovar sellados cada cierto tiempo, que no están resolviendo el problema. Se trata de dar solución al problema que se presenta, haciendo aumentar la pluviometría del canalón (se puede llegar a más del doble de su capacidad), para que ante los problemas de suciedad que dificultan la evacuación del agua recogida en los canalones, el canalón tenga mayor capacidad de recogida. Y además, dar una solución correcta de encuentros, que no siempre los encuentros actuales están bien ejecutados, para que en caso de que el canalón desborde, lo haga hacia el exterior para evitar que se produzcan patologías y daños en el interior del edificio (viviendas, oficinas, almacén, etc.) ni de la fachada.

Para ello, en estos casos, es necesario el desmontaje de los actuales remates de coronación, desmontaje de remates de cumbrera y vierteaguas de paramentos y chimeneas, para poder proceder al desmontaje de panel sándwich de cubierta para retirar el actual canalón y colocar el nuevo con mayor capacidad. Una vez hecho esto, se volvería a colocar el panel sándwich de cubierta y todos los nuevos remates de coronación, cumbrera y vierteaguas.

 

Además de todo esto, para trabajos en cubierta hay que establecer medidas que garanticen la seguridad de los trabajadores. En cubiertas donde no se dispone de un peto, barandilla o elemento de borde de al menos 1 m de alto, existe un riesgo de caída en altura, por lo tanto, para realizar este tipo de operaciones, incluidas las de limpieza de canalones que se realizan precisamente sobre el canto de caída, mantenimiento de cubierta, reparación de cubierta, etc., es imprescindible, además de obligatorio por norma, el montaje de un sistema anticaídas, como la colocación de una línea de vida en cubierta para poder realizar los trabajos con seguridad.

 

Este tipo de actuaciones tiene el inconveniente del precio. Seguramente, la comunidades de propietarios de los edificios que tienen este tipo de problemas, asumen la necesidad de realizar trabajos, pero existen profesionales que sólo los realizan si se disponen de las medidas de seguridad necesarias, para lo cual, en este caso, la comunidad ha de incurrir en una serie de gastos que no estará dispuesta a asumir. Sobre todo, cuando esos trabajos se los ha estado realizando personal sin emplear dichas medidas durante no sabemos cuánto tiempo y “nunca ha pasado nada”. Pero a veces es necesario tomar medidas de una sola vez, y no realizar operaciones todos los años sin que estén garantizando una solución. Lo único que se debería repetir anualmente es la limpieza y mantenimiento de cubierta, no impermeabilizaciones puntuales milagrosas que no funcionan y que suponen un gasto continuo un año tras otro.

 

Puedes seguir los comentarios de esta entrada con un gestor RSS 2.0.
Puedes dejar un comentario, o realizar un trackback desde tu propia página.
Un comentario
  1. Esteban dice:

    Enhorabuena y gracias por el blog. Nosotros tenemos unos problemas de ruidos tipo “disparo” o “petardo” en el interior de la casa, tanto en horas de calor como de frio con mucha mayor frecuencia (uno por minuto) en verano. Es desesperante. Chalet en zona sierra de Madrid. Panel sandwich , cara interior de la vivienda friso de abeto. Por encima del panel, rastrel de madera, tela anti-condensación, rastrel (“omega”) de aluminio, tejas de acero. Por el interior de la casa, vigas de madera. a casa tiene 6 años ; nosotros la adquirimos hace 8 meses, cuando la visitamos no oímos nada pero tras firmar la escritura empezó el infierno. Cero problemas de goteras. EL ruido es por dentro de la casa pero no sabemos si son las correas que al dilatar/contraer presionan el friso del panel, o son los propios paneles que se dilatan/contraen y “chocan” entre ellos. Hemos probado dos actuaciones sin resultado. La primera aumentar numero de tornillos por panel ajustándonos a instrucciones del fabricante. La segunda cortar las tiras omega de modo que cada panel tenga su trozo y no sea una tira continua. Pero no ha dado resultado. Cualquier idea será bienvenida. Muchas gracias.

Deja un comentario

XHTML: Se pueden usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>