El problema de humedad de filtración en cubiertas.

La humedad de filtración es uno de los problemas más comunes que suelen aparecer en las cubiertas, ya sea por deterioro o por una mala ejecución. A continuación vamos a detallar las diversas causas del por qué se producen filtraciones diferenciando entre cubiertas planas e inclinadas.

 

En cubiertas planas, la causa principal suele ser la rotura de la membrana impermeable, o el despegue de su borde. Ello produce la filtración por uno de esos puntos alcanzando la estructura horizontal, corriendo el agua por ella hasta encontrar una vía de penetración que provoca la gotera con una manifestación en tres etapas: mancha, rezumado y goteo.

 

La vía concreta de penetración suele ser, bien una zona con estructura porosa más abierta, bien una junta constructiva (vigueta con bovedilla, por ejemplo) bien una grieta producida por exceso de flexión o por variaciones dimensionales debidas a cambios de temperatura. Un punto débil de la membrana es la junta de dilatación, cuando la hay. Si no existe membrana impermeable y la estanqueidad está basada exclusivamente en baldosas u otro material, la filtración suele tener su origen en una acumulación de agua por falta de pendiente.

 

Si el drenaje es insuficiente o está obstruido, en una gran acumulación de agua se puede producir la filtración al rebasar el nivel de ésta el borde superior de la membrana impermeable.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En cubiertas inclinadas, la filtración se puede producir, bien en un solape intermedio entre tejas, bien en los aleros.

 

Si el solape es insuficiente en algún punto, por falta de longitud de solape o por falta de inclinación, la abundancia del agua de lluvia ayudada por el viento facilita la filtración.

 

En los aleros frontales (de salida del agua) la filtración se produce por la misma razón de solape inadecuado o por falta de vuelo suficiente de las tejas que conducen el agua (canales en el caso de la teja curva).

 

En los aleros laterales no es corriente la filtración debido a la dirección del drenaje del agua, sin embargo, puede producirse si no existe solape suficiente en el borde.

 

En el encuentro de los faldones con paramentos verticales se pueden producir filtraciones, sobretodo en los laterales y en el encuentro interior. En los primeros, cuando no hay solape suficiente del paramento sobre las tejas y la disposición de esta no es la adecuada para facilitar la escorrentía del agua (canal perimetral). En los segundos, la filtración es inevitable si no existe canalón o este no tiene la disposición adecuada (borde frontal más alto que el del frente de tejas y solape adecuado del paramento vertical). Un caso similar es el llamado canalón oculto que requiere solape adecuado y suficiente en ambos lados, siempre a favor de la escorrentía del agua.

 

El caso del arranque superior del faldón a partir de un paramento vertical, no suele producir filtraciones a menos que la pendiente sea muy escasa o el solape insuficiente.

Puedes seguir los comentarios de esta entrada con un gestor RSS 2.0.
Puedes dejar un comentario, o realizar un trackback desde tu propia página.
Deja un comentario

XHTML: Se pueden usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>