Lucernarios de policarbonato en fachada

A diferencia de las cubiertas, en los cerramientos de fachada, cuando se plantea la posibilidad de insertar elementos translúcidos termoplásticos, se opta casi siempre por la utilización de policarbonatos celulares.

foto1

 

A la hora de resolver una fachada translúcida con un policarbonato celular, podemos optar por elegir tres sistemas bien diferenciados:

1. SISTEMA MACHIHEMBRADO.

Se trata de una elemento constructivo que imita a un sistema tradicional de carpintería de aluminio y piel de vidrio.

Existen tres tipos de espesores diferentes: 16, 20 y 40mm y dependiendo de este factor y del sistema multiceldilla, podemos separar más o menos la estructura auxiliar necesaria, transversalmente a la disposición de la placa.

foto2

 

2. SISTEMA AGUAS DENTRO.

Se trata del mismo sistema que se utiliza para la resolución de cubiertas.

Son planchas de policarbonato de longitud variable (a medida de la fachada) y ancho estándar entre 600 y 900 mm. El solape longitudinal se resuelve mediante una perfil de aluminio que se fija a una estructura transversal.

Una variante dentro de este sistema es el Muro de policarbonato tipo Mitocondria, consistente en una doble piel de policarbonato celular multiceldilla, formando un muro con cámara, utilizando el sistema de instalación tipo Mitocondria de Indafer que permite distintos colores de acabados, permitiendo utilizar colores distintos entre interior y exterior, incluso se puede alojar iluminación en su interior.

foto3

 

3. SISTEMA UNIVERSAL.

Cuando tenemos una placa de policarbonato celular totalmente lisa, la forma de resolver el solape longitudinal, es mediante la utilización de un conjunto de perfilería diseñada para tal efecto.

foto4

 

En este caso, la distribución de la estructura auxiliar ha de ser longitudinal al sentido de evacuación de las aguas, siendo el ancho mínimo de este perfil de al menos 60 mm que es el ancho que tiene el perfil auxiliar de la imagen.

Como se puede ver, la placa no se perfora directamente, teniendo que dejar una distancia mínima entre placa y placa para permitir la dilatación sin que existan roturas.

La principal limitación de este sistema es que la longitud máxima de este tipo de placas es de 6.000 mm, y al no poderse realizar el solape transversal, la longitud de las aguas solo podrán ser seis metros.

 

Categoría: Fachadas, Luz natural
 Tags: ,
Puedes seguir los comentarios de esta entrada con un gestor RSS 2.0.
Puedes dejar un comentario, o realizar un trackback desde tu propia página.
Deja un comentario

XHTML: Se pueden usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>